Las bodegas de la D.O Empordà

La viña llegó a la península ibérica por Empúries de la mano de los conquistadores griegos. Desde entonces el vino ha formado parte de la cultura de esta tierra. Hoy el Empordà vinícola cuenta con más de 420 viticultores que cultivan más de 2000 hectáreas de viña, con variedades clásicas como las Garnachas -blanca y negra- y la Cariñena, pero también con variedades procedentes de otras zonas vinícolas que han arraigado bien, como no podría ser de otra manera, en el Empordà: los Cabernets, los Merlots y los Sirahs. Las más de 40 bodegas de la D.O. Empordà producen anualmente más de 6.000.000 de litros de vino, muchos de ellos de alta calidad. Es muy recomendable visitar algunas de las mejores bodegas de la zona para disfrutar del paisaje de la viña y de la calidad de sus vinos.